Publicado el

EL NUEVO ALTAÏR MAGAZINE

nuevo altaÏr

Altaïr regresa. Rejuvenecido y con la cara lavada, el nuevo magazine digital propone una nueva mirada sobre el mundo del presente, manteniendo su lema —«Para ir más lejos»— no solo en el conocimiento de los lugares sino también, y cada vez más, de sus gentes, la evolución de sus culturas y todas las manifestaciones artísticas que los conforman.

En este entorno cultural, el nuevo Altaïr utiliza el viaje como herramienta para conocer mejor el mundo y provocar en el lector la reflexión y la aparición de nuevas preguntas. En Altaïr miramos hacia donde no miran los otros.

Basándonos en los valores clásicos de la antigua revista y renovándolos para adaptarnos al día de hoy, Altaïr renace en un espacio digital, global y en español para ofrecer a sus lectores reporterismo de calidad, novedoso y con rigor, situando al viaje como médula espinal del magazine.

La revolución digital está aquí (y no nos hemos dado cuenta todavía)

Lo que los medios necesitan es carne y hueso. Para que los medios resuciten no tienen más opción que volver a convertirse en seres vivos. Uchida Tatsuru

Una prensa de carne y hueso es igual a una prensa que late y está llena de vida. En el presente digital, no hay otra manera de presentarnos ante vosotros que con un magazine digital que hace hincapié en los formatos multimedia, provocando y ofreciendo experiencias integrales al lector.

Gracias al carácter ubicuo de la red, la disponibilidad del magazine es inmediata en cualquier lugar del planeta, lo que colabora con el cuidado del medioambiente y la reducción de costes.

Una prensa que recupera el valor

En los últimos tiempos, hemos asistido a la pérdida gradual del reportaje y la crónica en pro de informaciones descontextualizadas que buscan la inmediatez y la noticia del momento. En la renovación de la prensa, una de las principales medidas a tomar es el regreso a los valores del periodismo clásico como los entienden grandes figuras, tan sólo moviendo el foco geográfico: España y Latinoamérica son campos fértiles en los que periodistas y medios —nuevos y antiguos— retoman las enseñanzas clásicas y las actualizan para crear nuevas y mejores historias. Sin embargo, esta vez no queremos fiarnos de las fronteras genéricas: la crónica, el reportaje, el periodismo literario o la ficción solo son maneras de contarnos unos a otros el mundo. Detrás de cada una de ellas existe un denominador común: lo que queremos —vosotros, nosotros— son buenas historias.

Una prensa post-Internet solo puede reinventarse atendiendo a algunos de sus valores clave: el tiempo (o la lucha contra la información veloz y perecedera), el lugar (la labor del periodista es llegar allí donde el lector no llega), la imagen (especialmente valiosa en un entorno virtual con herramientas sofisticadas) y la coherencia editorial (para volver a llenar la prensa de información útil y de confianza).

Global y en español

En la industria de los viajes, raramente se ha prestado atención a lo que las personas locales teníamos que decir de nuestros propios lugares: los reporteros viajan por el mundo atisbando a duras penas una realidad difícil de explicar en lo complejo y plagada de agujeros de incomprensión. Nuestra misión —y nuestro valor— es devolverles la palabra a los que tienen algo que decir. En este sentido, damos cabida a periodismo de todas partes del mundo, con base local, y con el objetivo de ofrecer a nuestros lectores hispanohablantes historias creadas en el lugar donde ocurren.

El nuevo Altaïr se construye como un magazine de ida y vuelta y, por encima de todo, al servicio de sus lectores. El lector es nuestra comunidad, y queremos hacerle sentir partícipe del proceso de creación y discusión de los nuevos contenidos.

Para terminar, qué mejor que una declaración de intenciones, aunque sea la del New York Herald Tribune en su primer editorial, el 6 de mayo de 1835:

«Nuestro periódico se dirige lo mismo al negociante que al obrero, lo mismo al banquero que al secretario. Cada uno de ellos encontrará algo que le pueda interesar en nuestras columnas, algo que le pueda servir, y cada uno de ellos podrá llegar a sus propias conclusiones con respecto a los hechos que ponemos a su disposición».

Sed todos, pues, bienvenidos a bordo.

4 comentarios en “EL NUEVO ALTAÏR MAGAZINE

  1. Qué buena noticia. ¡Os sigo! 🙂

    1. ¡Gracias, Pepe!

  2. Pues bienvenidos de nuevo! Estaré al tanto de vuestras publicaciones. A renovarse y a evolucionar nos toca. Suerte!

    1. Muchas gracias. Es un placer contar con vuestro apoyo.
      ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *