Publicado el

Entrevista con Juan Villoro: si México fuera un país normal

Villoro_retrato_entrevistaEscritor, ensayista, cronista, guionista, cuentista: Juan Villoro (Ciudad de México, 1956). Pere Ortín charló en nuestro 360º monográfico sobre México con el escritor mexicano sobre su país, la literatura y los viajes. El hombre orquesta de las letras mexicanas fue, además, una de las firmas invitadas en ese 360˚, el primero que publicamos en esta nueva etapa de Altaïr Magazine. Aquí va un adelanto en abierto de la entrevista.


«No caeré en el abuso de decir escribe Juan Villoroque el mexicano está obligado a ser feliz hasta el vómito, pero no hay duda de que se le exige notoriedad. Los que llevan su dicha en calma suelen ser vistos como pobres aguados o como pinches conspiradores».

Al fondo del Café Topolino, donde nos hemos citado en la calle Francisco Sosa y a pocos pasos del Instituto Italiano de Cultura, no muy lejos de su casa, en el barrio de Coyoacán, al sur de la Ciudad de México— arman barullo unos chamacos que acaban de salir de la escuela. Parecen felices y lo demuestran.

Juan Villoro parece acostumbrado al ruido de fondo. Lleva años, en la prensa o con sus libros, tratando de desentrañar algunos de los muchos misterios que esconde ese ruido oculto tras el carácter mexicano. Transitando sin dificultad aparente de lo culto a lo popular, Villoro ha encontrado una manera, tan lúdica como inteligente, de acercarse a esa «articuladora fuerza de lo que no ocurre» que, según el escritor, forja lo mexicano.

—¿Cómo sería México si fuera un país «normal»?

—Si fuera un país «normal» no sería México.

Villoro es un  malabarista de las palabras. Las maneja con la misma facilidad que esos chicos que entretienen a los automovilistas en el semáforo del cruce de Eje 5 Sur con la calle Vertiz por donde pasé hace un rato de camino a mi encuentro con él.

Maestro cercano y entrañable de toda una generación de jóvenes cronistas mexicanos, construye pensamientos poderosos con la seguridad innata que tienen los inventores de aforismos. Sus sentencias resumen toda una experiencia telúrica: «Los mexicanos tenemos un sismógrafo en el alma».

Su mamá le avisó: «México es un país raro», y la realidad del paso de los años sólo ha confirmado aquella sentencia materna. El escritor no la ha olvidado nunca desde que empezó a escribir seducido por la novela De perfil del escritor mexicano José Agustín. Desde aquel momento ha hecho casi de todo: novelas, crónicas, columnas de opinión, teatro, guiones de cómic, televisión sobre fútbol, cuentos infantiles y programas de radio sobre rock. En la creación de todas esas ficciones más o menos basadas en hechos reales, Villoro ha llegado a una conclusión, tentativa, parcial y doble, sobre México:

a) la verdad nunca ha circulado con mucha claridad en el país de Cantinflas;

b) muchos mexicanos parecen «cansados de soluciones y solo quieren promesas».

(…)

Durante una charla con Juan Villoro se cumple aquello que escribió Italo Calvino de que «no es la voz sino el oído lo que guía una conversación». Y la nuestra, como sus crónicas, fluye fácil y se estructura como una trama hablada a partir de rápidos desplazamientos por su vasta cultura. De su boca y sus textos surgen reflexiones profundas: «La veracidad de los textos no importa en un sentido social o político, sino como retrato íntimo de lo que ocurre». Y aún más profundas: «El papel del escritor consiste en preguntar para que otros respondan».

(…)


PARA LEER ESTE ARTÍCULO ENTERO, SUSCRÍBETE A ALTAÏR MAGAZINE O BUSCA NUESTROS MONOGRÁFICOS 360º EN LOS QUIOSCOS DIGITALES MAGZTER Y ZTORY.

Un comentario en “Entrevista con Juan Villoro: si México fuera un país normal

  1. […] con especial orgullo las entrevistas que hemos incluido en nuestros monográficos. Cómo olvidar aquella conversación con Juan Villoro donde se preguntaba sobre qué sería de México si fuese un país normal; o la fascinante […]

Los comentarios están cerrados.