Publicado el

Mirada de la semana: José Manuel Navia

Puerto Lápice. © José Manuel Navia

«Este es el mejor oficio del mundo, incluso con crisis. El mejor. Es un oficio en el que te pagan por mirar y por estar ahí.  A un escritor pueden pagarle por escribir sobre una guerra en la que no ha estado, por ejemplo. Un dibujante puede dibujar algo que no ha visto. Un fotógrafo no. Un fotógrafo tiene que estar ahí, esa es la droga de la fotografía, ese es el morbo de la fotografía. Es algo impagable.  A mí eso me sigue emocionando.»

Si algo define a José Manuel Navia como fotógrafo es, precisamente, esa emoción por el «estar ahí», ese vínculo completamente visceral que tiene el autor de la fotografía con el aquí y el ahora, con el momento preciso. Y también ese componente de lo inesperado, de saber que no importa cuánto prepares e imagines la foto: luego la realidad la colocará en su sitio.

Pero hablar de José Manuel Navia, uno de los nombres de referencia de la fotografía en España en el último medio siglo, es una de esas obviedades que no se deberían cometer, aunque sea inevitable querer hablar de él. Siempre es mucho mejor escuchar lo que el fotógrafo tenga que decir.

Nos hemos acordado de José Manuel Navia precisamente hoy por el libro que acaba de sacar junto al escritor Julio Llamazares y el dibujante David de las Heras, un Atlas de los lugares imaginados por la literatura española, que por imaginados que sean siguen teniendo una equivalencia real en el paisaje de la Península Ibérica. Y más allá de los lugares que busca y encuentra Llamazares, José Manuel Navia ha hecho su propia búsqueda de los lugares a los que Cervantes hizo ir a Don Quijote, con la voluntad de encontrar los rostros, los gestos y las voces de las personas, humildes en su mayoría, que pueblan esos lugares en esta dimensión —la no literaria— de la realidad.

Dice José Manuel Navia:

«El reto era enfrentarme sin reservas, una vez más, a la difícil y apasionante relación que se establece entre imagen y palabra, entre fotografía y literatura, siempre sobre la base de la importancia que, como fotógrafo, concedo a la idea de huella frente a la de aura, es decir, a buscar esa revelación o «aparición de una cercanía, por lejos que pueda estar lo que la dejó atrás», en palabras de Walter Benjamin.»

Antigua venta de las Guadalerzas. © José Manuel Navia

Ese vínculo que hace entre literatura y fotografía, siempre presente en sus fotografías, convierten a José Manuel Navia en el mejor exponente de una forma narrativa de fotografíar, un puente nítido y sólido que une los universos inventados con la realidad más prosaica. Realidad y literatura aparecen así como dos entidades que se enfrentan en igualdad, tamizadas por la maestría del fotógrafo.


Blog de José Manuel Navia

Consejos de fotografía

El viaje de Don Quijote

Publicado el

Mirada de la semana: Mònica Vidal

Monica Vidal

Dice el mandamiento principal del fotoperiodismo: que nunca se vea al fotógrafo. Como si fuese un árbitro de fútbol, el fotógrafo de actualidad se puede calificar de excepcional cuando pasa completamente desapercibido. En la fotografía más artística, las de estudio, los proyectos y composiciones que se alejan del naturalismo para elaborar una creación de otro tipo, el fotógrafo pasa a ser «artista» y su marca, su huella, puede llegar a ser tan importante como la obra en sí. El famoso dibujo en una servilleta de Picasso, donde nadie logra recordar qué dibujó pero sí recuerda nítidamente su firma en ella.

Mònica Vidal es una currante de la fotografía, de las que disfruta viendo todo siempre a través de un visor, sin pararse en hacer disquisiciones sobre categorías artísticas o niveles de prestigio. Acude con las mismas ganas a fotografiar bodas y reuniones familiares que se abandona a retratar los paisajes urbanos y naturales que encuentra en sus viajes. Tiene talento, tiene ojo y tiene unas muy elevadas dosis de entusiasmo.

Pero navegando por la web de Mònica Vidal algo nos llama especialmente la atención. Una ruptura frontal del mandamiento con el que hemos empezado esta entrada. Un giro de 180º de la cámara para dejar de mirar lo que sucede alrededor para detenerse a observar los ojos del propio fotógrafo. Su proyecto fotográfico «Nuestros ojos» no es solo un recorrido silencioso y discreto por los rostros y retinas de la persona que está detras del objetivo: es, sobre todo, un mosaico casi impúdico de la relación que tienen los fotógrafos y fotógrafas con su equipo fotográfico, con sus cámaras, sus objetivos. A lo largo de un puñado de imágenes podemos contemplar, rozando la fascinación, cómo un elemento tecnológico que no llega a los dos siglos de vida se integra perfectamente en la cotidianidad del fotógrafo, que lo asume como una parte más de sí mismo, exactamente como hacemos los demás con nuestra ropa o nuestros zapatos.

CTA-premium-con-precio

Mònica Vidal nos regala una serie estupenda donde, por un momento, tenemos el privilegio de poder observar al observador que, eso nunca cambia, siempre está mirando a través de la mirilla, con los ojos hacia la otra parte. Pero, por una vez, nosotros estamos también de esta parte.

Página web de Mònica Vidal

Sus fotografías en Flickr

Su cuenta twitter: @movo12

Publicado el

Mirada de la semana: Gonzalo Sáenz de Santa María Poullet

Gonzalo Sáenz de Santa María Poullet
Cocina en Nepal

Da la sensación de que Gonzalo Sáenz de Santa María Poullet intenta fotografiar los lugares del mundo por los que pasa dibujados en las caras de sus habitantes. Como en la foto de la cocina nepalí que hemos elegido de su portfolio, donde se resume la esencia del país asiático en el rostro de ese hombre que se calienta las manos en el centro de su cocina, tan parecida y tan diferente al resto de cocinas que ha fotografiado. Sus protagonistas, en Nepal, en la India, en Marruecos, en el Sahara, miran directamente a la cámara e interpelan a la vez a fotógrafo y espectador. La identidad individual de cada uno, la identidad colectiva del lugar en el que están, resumida en unos ojos que se dirigen directamente al objetivo. Gonzalo une al ser humano con su espacio creando una unidad de sentido, compleja, definitoria.

Web de Gonzalo Sáenz de Santa María Poullet.

Sus fotografías en 500px.