Publicado el

Mirada de la semana: Gonzalo Sáenz de Santa María Poullet

Gonzalo Sáenz de Santa María Poullet
Cocina en Nepal

Da la sensación de que Gonzalo Sáenz de Santa María Poullet intenta fotografiar los lugares del mundo por los que pasa dibujados en las caras de sus habitantes. Como en la foto de la cocina nepalí que hemos elegido de su portfolio, donde se resume la esencia del país asiático en el rostro de ese hombre que se calienta las manos en el centro de su cocina, tan parecida y tan diferente al resto de cocinas que ha fotografiado. Sus protagonistas, en Nepal, en la India, en Marruecos, en el Sahara, miran directamente a la cámara e interpelan a la vez a fotógrafo y espectador. La identidad individual de cada uno, la identidad colectiva del lugar en el que están, resumida en unos ojos que se dirigen directamente al objetivo. Gonzalo une al ser humano con su espacio creando una unidad de sentido, compleja, definitoria.

Web de Gonzalo Sáenz de Santa María Poullet.

Sus fotografías en 500px.

Publicado el

Juan Goytisolo y el viaje hacia el otro

Carrión-Goytisolo-recrote-blogEn un texto dedicado al pequeño pueblo barcelonés de Arenys de Munt, uno de los teatros de su infancia burguesa, Goytisolo evocaba la definición benjaminiana de la memoria como puesta en escena del pasado. Quien recuerda se convierte más en topógrafo que en historiador. Poner sobre un mapa los espacios de su obra supone acumular puntos rojos en las ciudades norteamericanas de cuyas universidades ha sido profesor; y en los países de América Latina por donde ha viajado más como escritor invitado que como cronista.

Cuando Juan Goytisolo incluye una página en árabe al final de su novela Juan sin tierra está marcando una distancia consciente con su patria de nacimiento, con España, con Barcelona. Goytisolo se marchó por primera vez en los años cincuenta y desde entonces sus viajes son siempre viajes de alejamiento, de vivir en otra parte, de escribir en otra lengua, de ser otro.

Y a pesar de todo ello, dice Jorge Carrión que «ha trabajado siempre en contra de España. Es decir, nunca ha permitido que España dejara de tener un papel preponderante en su literatura. En las primeras novelas, más o menos inscritas en el realismo social, Barcelona y el estado franquista son los escenarios inevitables». La contradicción de marcharse y de escribir para el otro sin poder dejar nunca de ser él mismo y de reconocer Barcelona como su propia ciudad. «De algún modo, en los sesenta, mientras se estaba alejando, ya intuía que el vínculo con Barcelona era para siempre».

En un momento en el que el nombre de Goytisolo está en boca de todos por su flamante Premio Cervantes 2014, Carrión rescata su faceta de viajero para su serie de «La tradición inquieta». Y tal vez sea el más personal de todos ellos, el que menos escribe de viajes para sus lectores previstos (sus compatriotas, con los que comparte lengua y tradición) y más para las personas de los lugares a los que viaja, los otros. Como dice el propio Carrión a propósito de Estambul Otomano:

Un libro de viajes sin viajes, es decir, con vida (con vivencias) y con libros (con lecturas), pero sin ruta (sin desplazamientos). Un libro sin presente, sin historias de personas que puedan sentirse heridas con el retrato, sin posibles lectores ofendidos en caso de traducción. Sin crítica.

Lee el Paso completo (solo suscriptores) de Jorge Carrión en ALTAÏR MAGAZINE: Juan Goytisolo o la contradicción.