Las historias que merecen ser contadas

Sobrepuerto blog

Allá por el mes de julio, una de las reporteras de ALTAÏR MAGAZINE recibió un correo electrónico de una empresa llamada Trekking Mule que ofrecía un servicio de excursiones por el pirineo aragonés acompañados por mulas que se ocupaban del equipaje, tal y como se hacía antiguamente. Aquel correo era muy cordial, casi parecía mandado por un amigo más que por una empresa. A nuestra compañera le picó la curiosidad y empezó a investigar un poco más. Vislumbra que puede haber una historia y responde preguntando más cosas, pidiendo más información. Pronto surge la referencia a La lluvia amarilla, la novela de Julio Llamazares que describe aquel paisaje.Así, e-mail tras e-mail, empieza a tomar forma un reportaje, alejándose de lo turístico y entrando en la antropología y en la historia.

Acordar cuántas personas irán. Grabar y fotografiar los lugares y las personas que encuentran. Encontrar personajes como Enrique Sauté, etnógrafo especializado en Pirineos y que, además, es hijo de la zona; él nos guiaría por una parte de Sobrepuerto. Vivirlo en primera persona, sentir esa soledad y ese silencio, esa desolación, alejarse de la redacción y sumergirse en la realidad que vamos a contar.

ALTAÏR hace su producción propia cuando hay una historia que merece la pena ser contada. Trekking Mule nos ofreció esa posibilidad y allí estaba la historia. Y allí fuimos para contarla.

La soledad de Sobrepuerto. Una producción de Altaïr Magazine.