Iniciar sesión
A
  • Altaïr Magazine en Facebook
  • Altaïr Magazine en Twitter
  • Altaïr Magazine en Pinterest
Iniciar sesión
¿Aún no estás registrado?

CINÉ BANLIEU

El barrio de Pikine filma su destino
Keba Danso

CINÉ BANLIEU

El barrio de Pikine filma su destino
Keba Danso

Es una historia conocida: Dakar sufre de superpoblación desde los años 50. Y aún antes, el estado colonial desplazaba a las familias de los barrios populares, con macro operaciones de desahucio, en grandes proyectos de mejora urbana, que generaban con cada nueva ola espacios precarios en la periferia. 

Así nació la pequeña Pekín de Dakar: el departamento de Pikine. Una nueva ciudad enfrentada a graves problemas de saneamiento e infraestructuras, de desempleo y falta de espacios culturales dedicados a los jóvenes. Así, para ver una película o un concierto o disfrutar de un espacio cultural, nosotros, los jóvenes artistas de la periferia, nos vamos a menudo al centro de Dakar, a una hora de coche —dependiendo de los atascos—, donde la mayor parte de las películas que se proyectan cuentan de un modo inexacto nuestras vidas de barrio. Pero impulsados por la subida en el precio del transporte y la distancia para acceder a esas pocas salas de cine de la capital, así como por el encuentro con Abdel Aziz Boye, realizador y profesor en la Escuela Superior Politécnica de la Universidad Cheikh Anta Diop, decidimos responder al monopolio de la ciudad estableciendo nuestro propio espacio de creación y difusión: el espacio Ciné Banlieu.

Ciné Banlieu es un espacio de creación y formación en los oficios del mundo audiovisual para jóvenes creado en 2008 y lanzado en Guédiawaye, a las afueras de Dakar.  

 
 

Antes de extenderse a Pikine y, después, a Parcelles Assainies, siempre en el cinturón de barrios de Dakar, Ciné Banlieu, a través del profesor Aziz Boye, permitió a los jóvenes escribir guiones y rodar películas diferentes sobre su vida. De hecho, la formación se concluye con la realización de un cortometraje; hasta la fecha, se han rodado un total de quince, dirigidos por una docena de jóvenes y que pudieron proyectarse en Senegal en los mismos barrios en los que está enraizado el proyecto y en festivales internacionales como el FESPACO (de Burkina Faso), Image et vie (de Senegal) y en la programación Off del Festival Internacional de Cannes.

Ciné Banlieu también permitió la reinserción de muchos jóvenes en la sociedad a través de sus películas. Un primer ejemplo: Moly. Basándose en su propia biografía, el director Moly Kane escribió y dirigió este corto de diecisiete minutos, que ha recibido dos premios en África (el Premio de la UOMOA en el FESPACO 2013 y el premio al mejor cortometraje del festival Image et Vie) y un premio internacional en el festival Vie d’Afrique Anger en Francia. También fue proyectado antes del pase del clásico Rue Case Nègres de la directora Euzhan Palcy en el Festival de Cannes de 2011. Moly narra la vida de un chico minusválido de 22 años, el mejor estudiante de su promoción, que lucha para ser aceptado por la sociedad. Tras ser rechazado constantemente por las empresas a causa de su minusvalía, entablará un terrible combate para ganarse dignamente la vida y arreglárselas sin ayuda de nadie. 

 
 
 

OUSMANE SEMBÈNE, UN CLÁSICO

 

Sembène (1923-2007) representa el ideal ante el que han de medirse generaciones posteriores: el primer cineasta africano que recogió premios y atención internacional y un autor con un programa claro y definido, tanto en su faceta de novelista como detrás de las cámaras. El cine de Sembène, de marcado carácter social, estimula una reflexión africana sobre los temas de la época postcolonial: la nueva burguesía senegalesa (Xala, 1973), la pervivencia de las tradiciones, el patriarcado y la fuerza de la mujer africana (Mooladé, 2002), la dialéctica con los valores y modos occidentales... Su tono histórico y político queda bien ejemplificado en una de sus mayores obras, Camp de Thiaroye (1988), en la que narra la masacre de ex-soldados senegaleses a manos del gobierno colonial francés. 

 

Fotograma de Moolaadé.

+

Otro ejemplo de la producción de Ciné Banlieu es L’arme, de Pape Bouname Lopy. Premiado en el concurso de guión de cortometraje 7 Jours por un film del 2011, con L’arme ha participado en varios festivales internacionales, como el FESPACO, el Inconnue Festival de Francia y el festival Film d’amour de monstre de Bélgica. Como su nombre indica, este corto es la historia de un arma, un arma que pasa de mano en mano hasta que, fatalmente, se produce un accidente.

Tercer ejemplo: Bisou, de Charles Seck, seleccionado en el festival internacional Clap Ivoire en 2011 y en el festival Image et Vie. Este corto, de trece minutos de duración, relata una crónica que busca sensibilizar a las muchachas sobre el peligro que representan ciertos tipos que giran alrededor del mundo de la moda y que abusan de modelos que sólo sueñan con lujos y lentejuelas.

En 2011 Ciné Banlieu lanzó su propio festival: Banlieu Film Festival. Nació de la necesidad de difundir sus películas entre el público del que salen: el del barrio. Tras su primera edición, el festival se abrió a los jóvenes realizadores independientes senegaleses, de la región africana e incluso europeos, para convertirse hoy en día en un lugar privilegiado de difusión de una primera película ante un público grande.

Además, las proyecciones en los barrios habían suscitado en los años anteriores apasionados debates sobre los retos sociales básicos a los que se enfrentan los jóvenes y el conjunto de la población. Hoy en día, el festival está inscrito dentro de la agenda cultural de los grandes eventos del Ministerio de Cultura de Senegal, al mismo nivel que la Bienal de Dakar o el Festival de Jazz de Saint-Louis.

 
 
 

DJIBRIL DIOP MAMBÉTY, HÍBRIDO POP

 

Si Sembène es el padre del cine africano, Diop Mambéty (1945-1998) sería el tío excéntrico del senegalés. Si las obras del primero se encuadraban en el realismo social, Mambéty, especialmente en la aclamada Touki Bouki (1973) opta por comentar la realidad post(neo)colonial mediante historias surrealistas, fruto de una hibridación de símbolos y elementos africanos y europeos. Mambéty no fue muy prolífico: su único otro largometraje, Hyènes, llegó en los años 90, planteando una reflexión sobre la codicia, el poder y el amor en tono de comedia. En 2013, su sobrina, Mati Diop, presentó el documental Mille soleils, un viaje de vuelta al Dakar contado en Touki Bouki que afirma aún más la condición de culto de esta obra de Mambéty.

 

Fotograma de Mille Soleils.

+

La nueva generación de los barrios de periferia se ha decidido a desarrollar —a escala nacional y regional— una cultura de consumo de imágenes producidas por nosotros mismos y esencialmente enraizadas en nuestras realidades. El cineclub y el Banlieu Film Festival parten de esa voluntad de llevar el cine allí donde no existe o donde ha dejado de existir. Hay otras iniciativas similares a la nuestra que siguen naciendo en Dakar, como Africulturban, establecido por Matador, un miembro del célebre grupo de rap de barrio BMG 44. Africulturban es un condensado de las culturas urbanas de África que apoya la expresión artística de los jóvenes en el campo de las artes urbanas, especialmente el rap, el slam, los grafitis, los DJ. La primera edición del festival se llamó Festa 2H: conciertos gratuitos que atrajeron a cerca de 4.000 espectadores salidos de todos los barrios y de la ciudad de Dakar, tocando temas de sensibilización importantes como el sida, la emigración clandestina… Más de 150 artistas se presentaron en sus escenarios y participaron en los talleres y encuentros.

Africulturban es también el iniciador de la primera edición de la Urban Session, en enero de 2008, un evento de hip hop, rollers, grafitis y breakdance, y también es co-organizador del mayor festival de danza de África Occidental, Kaay Fecc («ven a danzar», en wólof), así como de la primera edición del Battle Urbanation Bboy.

Con tantas iniciativas y voluntad en los barrios de periferia —Festa 2H, Banlieu Rythme, Ciné Banlieu— nos encontramos con estructuras de jóvenes artistas que merecerían una mejor suerte por lo que respecta a los mecenas, los patrocinadores y los poderes públicos, en especial en el departamento de Cultura.  

 

La fotografía de cabecera pertenece a Mamadou Gomis.

Keba Danso
Keba Danso
Actor y director. Junto con un grupo de otros jóvenes entusiastas del cine, creó en 2008 el centro Ciné Banlieue («cine suburbio») en el barrio de Pikine: un espacio autogestionado cuya finalidad es la de promover el conocimiento del arte cinematográfico entre los jóvenes creadores del barrio.