La puerta de entrada al centro de la tierra, la isla secreta, el mejor país del mundo… Se han dado muchas vueltas para nombrar a Islandia y la fascinación que nos genera su lejanía y su paisaje primario