En la primavera de 2019, Graeme Macrae Burnet recibe el e-mail de un desconocido que lo informa de la existencia de unos cuadernos que, según él, podrían «ser la base de un libro interesante» sobre antipsiquiatría.