Iniciar sesión
A
  • Altaïr Magazine en Facebook
  • Altaïr Magazine en Twitter
  • Altaïr Magazine en Instagram
Iniciar sesión
¿Aún no estás registrado?

VISIONES DE BIRMANIA

Paisajes de un país al borde del cambio
Arthur Thouret

Birmania es quizás el país más «conservado» del Sudeste asiático. En los campos, muchos labradores aún trabajan con aperos de madera. Los habitantes del lago Inle mantienen sus técnicas de pesca ancestrales. En las montañas, aún pueden encontrarse personas que ven turistas por primera vez. En Bagan, muchos de los templos están vacíos, y se tiene la sensación de ser un explorador en un paisaje maravilloso.

La otra cara de este aparente ideal viajero son las sanciones internacionales al gobierno birmano, que sólo ahora, tras las décadas de la junta militar (de 1962 a 2011), se plantea reformas democráticas. También las limitaciones al desplazamiento, que impiden visitar muchas regiones del país donde hay conflictos abiertos entre el gobierno de Naipyidó y varias de las minorías étnicas. No es casualidad que el nombre más asociado a Birmania sea, desde hace mucho, el de Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz en 1991 y presa de conciencia del régimen desde 1989 hasta 2010. 

Monjes budistas en uno de los templos de Bagan. A pesar de la reciente apertura de la junta militar, la discriminación a las minorías cristiana y musulmana sigue siendo un problema grave en el país. 

+
 

Pero un tímido cambio está llegando. Desde comienzos de este siglo se puede apreciar el desarrollo turístico: nuevos hoteles, menús en inglés, guías profesionales. Y en las principales localidades, los birmanos se están empezando a acostumbrar a los extranjeros, aunque haya un sistema de control sobre quién y de qué se puede hablar con ellos. Suu Kyi se presentó a las últimas elecciones y parece que el país podría dirigirse hacia una transición democrática con bases sólidas, que implique a todos los grupos religiosos y limite el poder y brutalidad de los militares. Una nueva encrucijada para el antiguo reino dorado.

 

Granjero de la minoría palaung en la zona de Kalaw, en el Estado de Shan. Además de Birmania, el territorio de los palaung alcanza zonas de China y el norte de Tailandia.

+

Niño en un pueblo de montaña del Estado de Shan.

+

Amanecer sobre el puente U Bein. Esta construcción es el puente de madera de teca más antiguo del mundo —fue construido en 1850— y aún hoy es utilizado con normalidad para cruzar el lago Taungthaman. 

+

Granjeros junto a los templos de Bagan. Bagan, mostrada también en la cabecera, fue capital del reino de Pagan entre los siglos XI y XIII. De sus siglos de esplendor permanecen aún unos 2.200 templos y pagodas.

+

Los 100 metros de altura de la estupa de Swhedagon, en Rangún, marcan el epicentro del culto budista en Birmania.

+

El estilo de pesca tradicional de los intha del Inle implica un ingenioso sistema para remar utilizando las piernas y el uso combinado de redes y nasas como la mostrada en la fotografía.

+

Los palafitos tradicionales de los intha, en el lago Inle, están siendo transformados por la llegada del turismo. 

+

El lago Inle (el segundo mayor del país) acoge varias especies endémicas de pescado y anfibios. En los últimos años, la agricultura, el aumento de población y el turismo han provocado una reducción de su superficie y de la calidad de sus aguas. 

+
Arthur Thouret
Arthur Thouret

Fascinado por la fotografía, se dedica a esta pasión durante sus viajes, especialmente en Asia y Oriente Medio: ambas cosas, el viaje y la fotografía, son modos de descubrir el mundo. Vive en Amsterdam y trabaja como editor web.