Marc Alonso es un naturalista residente en el Valle de Arán y experto en fauna de montaña, además de un reconocido especialista internacional en el estudio, seguimiento y conservación del oso pardo en los Pirineos. Marc ha dedicado gran parte de su vida profesional al oso y, aparte de ser un gran conocedor de los ecosistemas ibéricos, como dice el gran biólogo navarro Miguel Elósegui, «Marc Alonso es la persona viva que más osos ha visto en los Pirineos».

EL PIRINEO, UN HÁBITAT PRIVILEGIADO

Desde que 1996 las autoridades francesas translocaron al Pirineo unos osos procedentes de Eslovenia y, a pesar de algunas críticas del pasado, la realidad ha demostrado que las montañas que separan Francia de España son un hábitat privilegiado para la especie.

AÚN LEJOS DE LA CORDILLERA CANTÁBRICA

Se calcula que en el Pirineo pueden vivir entre unos 25 y 30 oso pardos. Es una población en crecimiento, pero aún lejos de los más de 200 ejemplares de oso que sobreviven en la cordillera cantábrica.


Ilustraciones de Bárbara M. Díez