Un fotorreportaje de Irene Vilà Capafons y Pau de la Calle Argelés por el Bangladesh que se ahoga