Iniciar sesión
A
  • Altaïr Magazine en Facebook
  • Altaïr Magazine en Twitter
  • Altaïr Magazine en Pinterest
Iniciar sesión
¿Aún no estás registrado?

MÉXICO

TORBELLINO DE EXUBERANCIAS
Un contenedor de cultura viajera y crónica periodística

Altaïr regresa, renovada y fortalecida, con el espíritu de siempre y los dos pies bien plantados en tiempos nuevos. Seguimos profundizando en el conocimiento de las culturas, gentes y países del mundo, con un concepto de crónica periodística renovada, de largo aliento y comprometida. Damos el primer paso de esta nueva etapa apoyándonos en los medios digitales, para ofrecer respuestas creativas a los retos que nos plantean los nuevos modos de comunicarse. El próximo paso nos devolverá próximamente la revista en papel, totalmente renovada.

Una charla con el escritor Juan Villoro
Pere Ortín

Juan Villoro parece acostumbrado al ruido de fondo. Lleva años tratando de desentrañar algunos de los muchos misterios que esconde ese ruido oculto tras el carácter mexicano. Transitando sin dificultad aparente de lo culto a lo popular, Villoro ha encontrado una manera, tan lúdica como inteligente, de acercarse a esa «articuladora fuerza de lo que no ocurre» que, según él, forja lo mexicano.

Juan Villoro

Nuestra dicha es atributo de la intensidad; ninguna angustia puede con la barbacoa o el ruido. No en balde, las congregaciones que aspiran al éxito se llaman «reventones». Nuestra paciencia ante las cosas aburridas se agotó cuando le pusimos "alegría" al más insulso de nuestros dulces: los entusiastas echan balazos de felicidad. 

Héroes de barrio con doble vida
Lizeth Arauz

En la periferia de la Ciudad de México, un grupo de hombres que trabaja de albañiles, electricistas, guardias de seguridad o vendedores ambulantes entrenan en un improvisado cuadrilátero. Sueñan con convertirse, al menos durante el fin de semana, en en héroes de la comunidad, gladiadores de lucha libre.

Espejismos literarios para huir
Manuel Llanes

¿Quién no ha soñado alguna vez con la gigantesca escultura de la chica de la antorcha? Una hilera muy larga, no sabría decir de cuántos metros, nos separaba de la línea y, sin embargo, el tráfico era más o menos fluido, como si cruzar fuera apenas un trámite y no lo que era: un trance, un momento decisivo no carente de emociones intensas (perros que buscan droga, posibles terroristas, un atentado), un sacudimiento ante la frontera.

Los bufones de Moctezuma aún viajan por Oaxaca
Walter Shintani

La Maroma Campesina es una tradición antigua, a medio camino entre el teatro europeo y los bufones de la corte del emperador azteca Moctezuma. Durante la época colonial, estas compañías de comediantes recorrían el territorio de la Nueva España ofreciendo espectáculos. En la actualidad, esta tradición sigue viva durante las fiestas patronales de los pueblos de la sierra mixteca de Puebla y Oaxaca.

Cuando narrar los hechos es un acto de supervivencia
Mauricio Patrón

Las rutas atraviesan México como si se tratara de líneas de producción de una fábrica. Las personas migrantes en su tránsito son solo un ejemplo de quienes se convierten en su materia prima. Sus pasos nos acompañarán en esta visita guiada por el proceso de producción de la factoría necropolítica.

Los cínicos no sirven para este oficio (tampoco en México)
Alejandro Almazán

Estoy ahí, recriminándome por qué carajos he venido al culo al mundo. Qué necedad la mía de contar la vida de los muertos. Cuándo dejaré de llegar al hotel, sintiéndome como si acabara de donar sangre. Yo debería estar en casa, con mi perro, escribiendo historias donde la gente no muera y, si muere, que sea de vieja o de amor, o de diabetes, de cáncer, de enfisema pulmonar, o de lo que sea, pero menos de un disparo. 

Retratos del pueblo seri de Sonora
Edmundo Kossio

Durante siglos, un viejo linaje de hombres y mujeres seminómadas han ocupado las desérticas playas e islas del tercio medio del golfo de California, en Sonora. 

Los seris o comcáac, como se denominan a sí mismos - «la gente» - son uno de los 62 pueblos indígenas de México. Los seris representan una parte ínfima de los alrededor de 15 millones de indígenas mexicanos.

Gastronomía entomológica en la carretera 132 México-Tuxpan
René Piña

Hay dos reglas. Primera, hay que dejarse llevar. Si no, ¿para qué viajar hasta acá si le pondrás peros a la pinta de los insectos a devorar? Y, segunda, esa regla que habla de lo mexicano, que es comer donde haya gente, nunca en un lugar sin comensales. Ya lo escribió Juan Villoro: «el principal medio de comunicación de los mexicanos es la comida. (…) Comer deprisa es una derrota social. Pero hay algo que nos parece aún peor: comer a solas». 

La ciudad que resume la historia de un país
Begoña Sieiro

Querétaro es el hogar al que yo, igual que otro millón de mexicanos hemos regresado en los últimos años. Frente a una capital conquistada por la contaminación y un tráfico infernal, Querétaro parece la mejor opción cercana. La razón (la mía y las de ochocientos mil más) es simple: aquí, la vida es buena.

Cruzar México tras el rastro de Los detectives salvajes
Paty Godoy

Uno de los momentos literarios más destacados de la trayectoria del escritor Roberto Bolaño es el capítulo final de Los detectives salvajes. Este ensayo visual «metaviajero» persigue los fantasmas de los personajes de Bolaño durante un viaje por carretera de dos mil kilómetros desde la Ciudad de México hasta Hermosillo, la capital de Los desiertos de Sonora.

Un país en un sencillo y delicioso disco de maíz
José Antonio Vázquez

Del molino al metate pasando por el molcajete y las frutas, verduras, especias que se procesan en ellos; las decenas de moles de todos colores; los centenares de inflexiones de los tamales que engalanan platillos principales desde tiempos prehispánicos; de las carnes asadas a los pescados zarandeados pasando por el cabrito al pastor y la barbacoa de hoyo hasta la cochinita pibil, resulta imposible capturar la diversidad de la cocina mexicana.

La arrebatadora riqueza natural de un país de países
Begoña Sieiro

Tequila y Mezcal tienen personalidades opuestas; el tequila es una bomba: la niña fresa que gusta de ir a discotecas y bailar descontrolada hasta la madrugada. El mezcal, más bohemio y tímido, es el intelectual perdido en un pasado remoto. Cada uno, a su modo, son el mismo, simplemente nacieron en puntos diferentes de la inmensa República Mexicana. 

Hombres que cuidan ferrocarriles en el noreste de México
Daniela García

Así que los guardianes empezaron a llegar desde diferentes partes de la república: Chiapas, Oaxaca, Veracruz, entre otros lugares. El reclutador les explicó que era una labor sencilla: sólo tenían que cuidar que nadie se subiera al tren y, en caso de que alguien lo hiciera, pedirle amablemente que se bajara.

Culturas antiguas en la era de las nuevas redes sociales
Óscar Ramos

Hay toda una generación empeñada en ser parteaguas entre lo que fue y lo que se puede ser y, mejor aún, sin dejar de ser lo que se fue. No se trata de un trabalenguas, sino de aproximarnos, por ejemplo, a los distintos grupos musicales que están creando sus canales para subir videos y compartir su música. La particularidad es que las letras son en lenguas indígenas: ahí están mixteco, nahua, tzotzil, wirrárica o zapoteco.

La pesca de pepino de mar en Sisal, Yucatán
Daniel Irabien

En Sisal, un pequeño puerto de apenas dos mil habitantes, un grupo de pescadores locales le tenía miedo al pepino de mar... hasta que llegaron unos comerciantes chinos. Rodolfo Granados el Bofo, pescador desde hace 47 años, nos habla de una actividad peligrosa, que pone en riesgo el equilibro ambiental de la zona y prohibida, pero que representa el sostén de estos pescadores y sus familias.

Sin fronteras para el arte contemporáneo
Arlene Bayliss

Aquí no hay ruinas mayas, ni aztecas, ni mixtecas; es tierra de misiones jesuitas. Acá se mopea y se parquea, «hello baby, me voy al work y luego me retacho, see you en la noche», y no pasa más de una semana sin que los tijuanenses crucemos al otro lado del muro a cambiar nuestros pesos por dólares. Tijuana es otro México. No es un águila encima de un nopal, ni tampoco una estrella más entre las barras: es la frontera.

El trabajo de Sexto Piso Editorial
Fran García

Al igual que es imposible simplificar las complejidades de un país tan extenso como México, no resulta sencillo definir el catálogo de la editorial Sexto Piso que, sin perder la idiosincrasia de su país de origen, se nutre con una pléyade de autores internacionales que enriquecen una aventura siempre apasionante: editar libros. Diego Rabasa, el editor de la casa, nos lo cuenta con sus palabras.

El nuevo —no tan nuevo— cine mexicano
Miguel Elenes / Rosi Morales

En los últimos años hemos asistido a la eclosión de lo que podríamos denominar como un «cine de importancia» en México: aquel que responde, o más bien, se formula las grandes preguntas humanas: ¿Quién soy? ¿A dónde voy? ¿Por qué estoy aquí? Es un cine que se compromete con el espectador para llevarlo a cuestionarse a sí mismo el sentido de la vida; éste es el único cine que permanece, que se vuelve atemporal. 

Un itinerario sonoro y lúdico por la cultura pop mexicana
Fran García

México es, también, una inspiración sonora. En este programa de Radio Altaïr te invitamos a que nos acompañes en un viaje de una hora en el que podrás disfrutar de un collage compuesto por músicas, fragmentos de diálogos de películas, lecturas de libros y entrevistas curiosas. Todo ello confeccionado con un espíritu lúdico como un divertimento para tus oídos. 

Por el Oriente del Centro Histórico de Ciudad de México
Arturo Páramo

Estridentes, caóticas, ruidosas, abigarradas, barrocas, confusas. Puede usted buscar todos los adjetivos relacionados para describir estas calles y sus esquinas, pero se quedará corto. No existe calificativo que describa el encuentro callejero entre la Santa Muerte —un esqueleto humano vestido de virgen católica— y San Judas Tadeo, algo así como un santo patrón para las almas descarriadas.

Del Calalá a los parachicos en Chiapas
Ariel Silva

Bulla, algarabía, música, comida y bebida son también elementos destacados para todas estas muestras de religiosidad más o menos antigua, más o menos prehispánica, más o menos católica, que son muy relevantes para entender cualquier celebración popular en México. Dos de las fiestas sincréticas y eclécticas más vistosas y más atractivas del país son la Danza del Calalá (Suchiapa) y la Fiesta Grande (Chiapa de Corzo), ambas en el estado de Chiapas.